martes, 5 de agosto de 2014

Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje - Miguel Griot

Muy buenos días minicosos.

De los creadores de ordenador colgao', internet lento y problemas con Blogger
llega a mi ordenador...
PROBLEMAS CON LA CONEXIÓN

Hoy os traigo la reseña de un libro especialmente importante para mí
por muchos motivos, pero sobre todo porque 
ha sido el libro que más ha conseguido emocionarme y el que más me ha hecho pensar.

Físicamente el libro es una cucada:
- El tamaño es perfecto
- Es cortito (272 páginas)
- La edición es preciosa y no te resulta para nada densa ni pesada porque tiene la letra enorme y es como que te llama, te incita a que leas.
¿Conocéis esa sensación de ''bueno acabo la página y lo dejo''?
Pues esa sensación es la que te transmite, pero cuando llegas al final de la página vuelves a decirte esa misma frase.

IQBAL MASIH. LÁGRIMAS SORPRESAS Y CORAJE.


AUTOR: Miguel Griot

TÍTULO: Iqbal Masih. Lágrimas sorpresas y coraje.

EDITORIAL: Oxford University Press (El árbol de la lectura)

NÚMERO DE PÁGINAS: 272

SINOPSIS: Iqbal Masih fue un niño que nació para ser esclavo y creció para desafiar su destino. El héroe que escapó de su trabajo forzado y se convirtió en el símbolo contra la explotación infantil. Acércate a él a través de lo que cuentan quienes lo conocieron. Cada uno tiene un historia con lágrimas, sonrisas, alguna sorpresa y mucho coraje. Juntándolas todas llegarás a saber quién fue Iqbal.

MI HISTORIA CON ÉL:

Pues mi historia con él comenzó un día en la autoescuela (escaqueándome de los tipo test) vi que tenía un mail de Miguel, el promotor del autor del libro que también se llama Miguel; en el que me avisaba de que la segunda parte de una saga que se supone que yo tenía el primer ejemplar ya había salido a la venta. 
Bueno, yo ni sabía quien me hablaba (xD), pero como a mí me hablas de libros y me tienes babeando y sin sentido, pues yo le contesté (porque para otra cosa no, pero para los libros yo soy muy echápalante*), a veces me da pena a la gente que le mando correos, porque tienen una paciencia para soportarme... Total, que como él me contestaba y me informaba del libro y era muy amable y todo, pues al final le acabé proponiendo colaborar con el blog y aceptó, pero antes quería que reseñase este, y yo que me lo leo todo pues dije: Wiiii, un libro, un libro. Y aquí estoy.

MI OPINIÓN:

Lo primero que ves de un libro es su portada. Al ver su portada sabes que es una historia dura, pero real. Lo siguiente que ves es su  título. Al ver su título sabes que te va a hacer llorar, pero también que va a merecer la pena.
Finalmente, coges el libro y le das la vuelta, y en ese momento ves su sinopsis. Al ver su sinopsis puede o no gustarte, pero sin duda en ese momento el libro ya te ha ganado, te ha conquistado.

Siendo sincera yo era reticente a leer el libro, bueno, era reticente a que me gustase, porque es uno de esos libros que mandan en el instituto. (De hecho, me lo mandaron, pero no lo leí porque mi profesora estaba como una cabra y se le olvidaban las cosas de un día para otro). Y ahora mismo, después de leerlo, me doy cuenta de lo equivocada que estaba, pero igual que me arrepiento de no haberlo acogido entre mis manos en ese momento, me alegro de poder haberlo leído ahora, y además de la manera en que lo he hecho. De esta forma puedo difundir mi opinión y mi valoración más allá de mi circulo de amigos y mi familia, soy más consciente de lo que significa la vida y miles de cosas más. 
Sin duda es un libro que te hace llorar durante y después de su lectura (como yo ahora), pero es que  merece tanto la pena llorar por esta historia, por este niño. `

¿Por qué tememos llorar? 
¡Llorar por lo que debemos llorar es bueno!

Centrándonos en la historia que cuenta el libro, que es tan triste en unos momentos, como alegres en otros... Sencillamente, es una historia agridulce.

Cuenta desde todos, y cuando digo todos es tooooooooodos, los puntos posibles de vista que se pueden tratar y entender la historia. Me explico: El libro cuenta la vida de Iqbal Masih, un niño que por razones de la vida (tradiciones, condición...todo) desembocan en que a la temprana edad de seis añitos el pobre Iqbal Masih, como otros muchos niños de Pakistán, como de otras muchas más partes del mundo, sea explotado laboralmente por su patrón a cambio del paishgee. Pero esta historia, esta vida, no nos la cuenta el narrador al que le corresponde contarla, ya en el primer capítulo nos lo adelanta y nos explica las razones.

Como iba diciendo, el libro cuenta la historia de un niño que sufre lo que miles, y me aventuro a decir que, millones de personas aún sufren cada día: la explotación infantil.
Es un tema que por muy conscientes que somos de su existencia, nunca le daremos ni lo trataremos de la forma que se merece. Desde pequeños se nos enseña que hay que ser solidarios, que hay que ayudar al prójimo, que proteger los derechos y libertades de cada uno es un deber. En historia nos cuentan de donde procede la tradición y como ha evolucionado, En literatura leemos de forma superficial la interpretación, y en ocasiones, las vivencias de esas personas. En ética y ciudadanía nos enseñan valores y nos piden opinión y soluciones. En economía nos muestran que la ética en los negocios debe ir de la mano de la globalización y nos muestran como incluso sus ventajas.


Las islas son para los naufragios,
las alas para las caídas,
el agua para los incendios,
los amuletos para las pesadillas.
Te quemaste y naufragaste.
Caíste pero despertaste.
Despertaste en medio de tu isla.
La hoguera daba calor.
El agua era cristalina.
El amuleto era tu compañía.
Descubriste que tenías alas.
Y volaste,
volaste por encima del naufragio y la caída,
más allá del incendio y la pesadilla.

Este libro te hace pensar y preguntarte: A ver, si me han dado las herramientas, me han hecho consciente del problema, he aportado mi opinión y he ofrecido posibles soluciones... ¿Por qué entonces pasamos de él? ¿Por qué omitimos socorro a quién nos lo pide? ¿Por qué permitimos que existan esas condiciones? ¿Por qué...? ¿Por qué...? (A ver, yo no digo que ahora nos volvamos radicales)

Todos estos puntos y muchísimos más son tratados en este fantástico libro, porque como ya he dicho se tocan todos los puntos de vista posibles. Es muy interesante ver la forma que tienen de pensar todos los afectados, pero también es interesante comprobar como no se queda ahí, porque también conocemos el modo de pensar, los intereses de aquellas personas que hacen campaña con ello.

Sin lugar a dudas es un libro con una temática impresionante y que todos deberían leer.

Breve y sencillo tiene las mismas letras que largo y complejo, con la diferencia de que acabas antes y se entiende mejor

En cuanto a los personajes, es obvio que Iqbal se gana, aún sin escucharlo, un pedacito de mi corazón. Pero son otros los personajes que me han ganado para toda la vida.

Uno de los hechos con los que he decidido quedarme leyendo el libro, es que es cuando me río, cuando tengo el valor de llorar. Y ese hecho no me lo enseña Iqbal, me lo enseña Mustafá. Como no me enseña Iqbal, sino Birit que una simple persona, no es una persona simple. Con esto lo que quiero decir es que sí, la historia trata sobre Iqbal, porque es su vida la que nos cuentan y es él quien tiene el valor de reclamar su derecho y libertad, pero tenemos el placer de conocer a muchas personas con este libro, y todas esas personas son igual de importantes.

Lo siento si parece que hago campaña en vez de reseña, pero me frustra mucho este tipo de situaciones y me sale mi vena diplomática y de debate.

Parece que he perdido un poco el hilo, pero resumiendo mi valoración, y sin extenderme demasiado, diré que es una historia que todos deberíamos conocer y a mi modo de ver Miguel en su libro lo expresa del mejor modo:  ese que convierte al lector en más que un mero espectador cuidando siempre de no ser demasiado brusco y espantarnos. Sin duda, como ya mencioné, lectura obligatoria y esencial que te hará replantearte tantas cosas como temas se traten. Y para los miedicas a los libros autobiográficos o similares, abandonar ese miedo y dirigios a una librería, porque no encontraréis eso en el libro.

Porque quiero que Iqbal sea el héroe que defienda mi causa, a este libro le doy un:



Espero haber sido lo suficientemente clara, porque sin duda es la que más me ha costado, pues me sorprendió tanto el libro que no sabía como reflejarlo y me extendía por todos los puntos. 
Si tenéis dudas u os preocupa empezar con él, tenéis mi mail y os hablaré más claro.



Miguel Griot (Salamanca, 1976) ha colaborado en la web del diario El Mundo, y escribe en divertinajes.com. Su  relato El Rey de Abría no se llama Guelfi obtuvo el premio dela Asociación Goya de Santander en 2004. Publicó Cuentos de Cura Sanita (Timun Mas) en 2005, lectura recomendada por la asociación de Biblioteques Públiques de Girona en 2006. Iqbal Masih, lágrimas, sorpresas y coraje es su primera novela. Es voluntario de la Cruz Roja y practica el Breema. 




Gracias a Miguel Griot por el ejemplar
y a su promotor por ponerse en 
contacto conmigo.

Próximamente tendréis la entrevista al autor.

19 comentarios:

  1. Jope, lo quiero eh? Me ha gustado mucho tu reseña y no sabes cómo me gustan las historias que te emocionan y te estrujen el corazón. Un beso y gracias :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes José, porque te va a gustar seguro!!

      Eliminar
  2. ¡Hola! La verdad es que parece un libro bastante emotivo... no suelo leer cosas así porque soy demasiado sensible, y sobretodo me gustan leerlas en invierno. Cuestión de rarezas mías xD
    Me lo apunto, me encanta la reseña, en serio.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, a mí me pasa lo mismo y le tenía un poco de miedo, pero como ya he dicho dista de ser brusco. Así que te animo a leerlo

      Eliminar
  3. Veo que el libro te ha gustado mucho, asique me lo apunto a ver cuando puedo leerlo <3

    ResponderEliminar
  4. Me lo apunto! es un libro que no conocía pero tal y como hablas de él creo que valdrá mucho la pena :)

    ResponderEliminar
  5. HOLA BLOGGERS!
    TODOS QUEREMOS COMPARTIR LO QUE PENSAMOS CON EL MUNDO, HAZ QUE SE HAGA GRANDE TWITTEA CON EL HASHTAG #GritaseloAlMundo Y DÍ AL MUNDO LO QUE QUIERAS.
    YO SOY MADDI Y COMIENZO ESTO DESDE maddirivas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. pues si, me lo tendré que leer, lo pintas tan tan bien y bonito que creo que me vendrá bien leerlo en este momento que tengo de crisis personal
    gracias guapa
    besos

    ResponderEliminar
  7. Yo la verdad es que no tenía ni idea de que este libro existía hasta que lo dijiste por el grupo, pero vamos, buena pinta tiene, me lo apuntaré para más adelante :D Cuando pase el verano, que yo ahora lo de reflexionar lo veo muy mal, me da bastante pereza jajaja

    ¡Un besote!♥

    ResponderEliminar
  8. Hola! Quiero leerlo yaaaaa! Ojalá me llegue pronto a ver si compartimos impresiones. Un beso

    ResponderEliminar
  9. ¡Upeendi!

    Pues justo hoy he recibido un mensaje del autor, pero por el momento creo que no lo voy a leer porque tengo demasiados pendientes :))

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooh, que guay.
      Bueno, tiempo hay de sobra.

      Eliminar
  10. Haces una reseñas geniales jejeje En serio, me encanta :D
    besitos miles hermosa *3*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡MIL GRACIAS!!
      Me estás subiendo el ánimo un montón

      Eliminar
  11. ¡Hola! A pesar de ver que es un libro que me puede llenar con un montón de sentimientos, creo que de momento lo voy a dejar pasar. También estoy un poco reticente a si me gustaría, porque no estoy acostumbrada a leer este tipo de libros tan profundos y reales y es posible que me afecte leer una historia así más de lo que me gustaría. Si alguna vez tengo un hueco y no se que leer, a lo mejor lo introduzco ahí y me lo leo, pero no estoy segura. ¡Gracias por la reseña! Besos :3

    ResponderEliminar
  12. Me encanta tu reseña y creo que le daré una oportunidad a este libro¡¡ nos leemos¡¡

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ; )